miércoles, 22 de enero de 2020

El futuro Centro de Interpretación en la Torre Sarrió

La Torre Sarrió forma parte de las llamadas Torres de la Huerta de Alicante, un conjunto de construcciones de carácter defensivo edificadas durante los siglos XVI y XVII con el fin de proteger a la población de la zona de los ataques de los corsarios berberiscos.

Desde 1990 es propiedad municipal y se encuentra enclavada en la glorieta Deportista Carolina Pascual, en la Partida de La Condomina.


ANTECEDENTES

En el año 2010 se realizaron obras de rehabilitación parcial, según proyecto del Arquitecto Màrius Bevià, promovidas por el entonces Patronato de Cultura. En la casa aneja se llevó a cabo la demolición de algunos elementos impropios y la posterior rehabilitación de fachadas y cubiertas, más la construcción de un forjado de planta primera. En la torre la rehabilitación, con excepción del aljibe, tuvo un carácter más integral faltando solo la instalación de alumbrado.


Conjunto arquitectónico antes de la rehabilitación realizada en el año 2010

Estado actual del conjunto arquitectónico

Conjunto arquitectónico antes de la rehabilitación realizada en el año 2010

Estado actual del conjunto arquitectónico

En mayo del 2012, se publica en este blog una topoguía  que recogía un grupo de torres, su ubicación,  los caminos históricos, características constructivas, así como sus aspectos más destacados. Y como nexo de unión, una ruta con la que se pretendía difundir esta porción de nuestra historia.

Un año más tarde, varios colectivos ciudadanos, Plinthus, Alacant en Bici y el Colectivo por la recuperación de las Torres de la Huerta, basándose en ese primer itinerario, presentaron un proyecto para acercar las Torres de la Huerta a la ciudadanía mediante una propuesta de movilidad comarcal que permitiera conectar a pie o en bicicleta Alicante con Sant Joan, Mutxamel y El Campello por una ruta directa y segura, apostando por una alternativa sostenible al modelo de tráfico intenso de la N-332.

Una de las propuestas incluidas era la necesidad de contar con un Centro de Interpretación y se proponía  la Torre Sarrió como  lugar idóneo, ya que era de titularidad municipal y tenía facilidad de conexión con las redes de transporte público.

El proyecto se presentó al Ayuntamiento de Alicante y fue aprobado  por unanimidad en el Pleno del 31 de julio de 2013, siendo uno de los puntos aprobados el siguiente:

"Primero: Que el Ayuntamiento de Alicante impulse la ejecución y señalización del itinerario circular que discurre íntegramente por el término municipal de Alicante uniendo distintas Torres de la Huerta con la posibilidad de establecer un Centro de Interpretación con información de la ruta establecida y que forma parte del Proyecto “Torres de la Huerta y Movilidad Comarcal” elaborado por los colectivos Alacant en Bici, Plinthus y Colectivo por la Recuperación de las Torres de la Huerta."

Unos meses más tarde, el Teniente de Alcalde Delegado de Cultura, Miguel Valor Peidro, solicitó que los técnicos de la Concejalía de Hacienda emitiesen un informe valorado sobre una posible intervención de carácter mínimo, para instalar en la torre de Sarrió un punto de información cultural sobre la historia de las torres y casas de la huerta alicantina.

En el año 2015 , se retomaron los trabajos con el objetivo de la rehabilitación de la casa-torre Sarrió, redactandose el “Proyecto Básico de Acondicionamiento de la Torre Sarrió, 2ª Fase”

La Junta de Gobierno Local en mayo del 2019 aprobó el proyecto de básico y de ejecución y en diciembre, de ese mismo año, aprobó el expediente para llevar a cabo la licitación de las obras, con una inversión de 672.818,75 euros, para acondicionarla como sede del Centro de Interpretación.


OBRAS REALIZADAS EN EL 2010

En la casa aneja se han demolido dos cuerpos añadidos de épocas no determinadas y se han recuperado los niveles primitivos del edificio.  Solo se han conservado los muros de carga, con la excepción del lienzo noreste de la bodega, que se volvió a levantar después de caer el primitivo con motivo de unas intensas lluvias caídas.


Vestíbulo de acceso a la casa

Forjado realizado en la rehabilitación del 2010

En la rehabilitación del año 2010 quedó pendiente el acceso a la primera planta



En la rehabilitación del año 2010 también quedó pendiente el acceso a la torre

La torre se ha restaurado integralmente. Se han cambiado los forjados leñosos, se ha recuperado el antepecho de cubierta, se ha cerrado el hueco no original y se han recuperado elementos originales como la escalera mallorquina, la puerta primitiva de acceso a nivel de la primera planta, así como otros elementos defensivos detectados a lo largo de las obras. 


Acceso a la torre

Acceso a la torre desde el interior

Escalera mallorquina y elementos defensivos


Solo queda por restaurar la planta en contacto con el terreno, ya que ha quedado sin resolverse el acceso practicado en su día a nivel de planta baja, y el brocal adosado a la torre, ambos en el lado izquierdo según se entra a la casa.

Acceso al aljibe a nivel de la planta baja



Brocal del pozo

OBRAS A REALIZAR

En la edificación se van a completar las obras realizadas en la primera fase. Se actúa en la estructura, construyendo la escalera de subida a la planta primera y añadiendo un forjado intermedio en la parte norte de la nave de la antigua bodega. 

EL CENTRO DE INTERPRETACIÓN

El acceso al conjunto se realizará por la puerta original, creando una doble cancela. 


En la planta baja se desarrollan los siguientes espacios:

- Un puesto de información y recepción.
Se trata de un pequeño espacio junto al acceso con dos puestos de información, que hará las veces de recepción de los visitantes y custodia de la dependencia.

- Un espacio expositivo.
Ocupará la nave tras la crujía de la escalera, que con un carácter público y de utilización más frecuente y reducida en el tiempo está directamente vinculado con el acceso principal al edificio, además es el espacio a través del cual se accede la torre Sarrió, verdadera protagonista del conjunto, motivo fundamental por el que se crea en esta edificación el centro de interpretación de la huerta.

Se concibe como una zona de exposición, con vitrinas expositivas, paneles y demás material didáctico, que deberá concretarse en los correspondientes proyectos museológico y museográfico.

El acceso a la torre se resuelve mediante una escalera exenta que conecta la planta baja con la puerta original, puerta que ha sido restaurada y puesta en valor por Màrius Bevià i García en la primera fase de las obras.

- Un espacio audiovisual y multifuncional.
Se desarrollará en el cuerpo de la antigua bodega, que compartirá con el bloque de aseos y el almacén.




En la planta superior, cuya estructura se ha ejecutado en la primera fase, se desarrollan los siguientes espacios:

- Un espacio disponible.
Este espacio se destinará a la realización de actividades internas para la preparación de las distintas actividades que se programen; ya que las sobrecargas del forjado existente son insuficientes para un uso de pública concurrencia, además de que será sin acceso al público por no disponer de la accesibilidad suficiente.

- Un cuarto técnico de instalaciones.
Se introduce un nuevo forjado, a distinta altura, sobre la zona de aseos de planta baja, que servirá para alojar las necesidades espaciales de las distintas instalaciones, constituyendo, junto con los aseos, un cuerpo de servicios en plantas baja y primera.




La torre merece un tratamiento diferenciado. Se trata de un elemento patrimonial muy importante dentro del conjunto, que además ha llegado hasta nosotros bastante bien conservada, con una restauración muy cuidada por parte del arquitecto Mârius Bevià, que ahora se pretende dotar de las instalaciones y medios necesarios para que se pueda visitar, si bien de una manera algo restringida y siempre tutelada por monitores, dadas las condiciones poco adecuadas de accesibilidad. No obstante el propósito es conseguir que en grupos reducidos pueda ser visitada por buena parte de la población que, salvando las dificultades espaciales inherentes a la propia torre, permita su visita y así el disfrute de la experiencia de acceder a una torre bastante típica de la Huerta de Alicante, ya que no son muchas las torres que sean de titularidad pública con un régimen de visitas estable.

En la fachada NE de la torre, que queda dentro de la casa aneja, han desaparecido algunos elementos relacionados con la extracción de agua del aljibe, que suponemos serían de piedra labrada, los cuales se sustrajeron en algún momento y han dejado un vacío que, desconociendo cómo eran originalmente, se propone resolver mediante chapa de acero corten, de manera que de alguna forma reparen la oquedad dejada y por otro, pongan de manifiesto que se trata de una intervención claramente posterior. En la misma fachada existe un hueco no original de acceso a la planta baja de la torre, que sin duda se practicó cuando la función defensiva de la torre desapareció. Así se podía acceder a pie llano al interior de dicha planta; se propone mantener dicho hueco pero sin ningún tratamiento, evidenciando que se trata de una apertura posterior.






Tras la rehabilitación, se espera que se pueda proceder a la visita de la Torre en grupos reducidos y tutelada por monitores, dadas las condiciones poco adecuadas de accesibilidad, ya que en la actualidad existen pocas torres de titularidad pública que se puedan visitar.

ACCESO AL CONJUNTO

Uno de los principales problemas que presenta la visita a la Torre Sarrió es su aislamiento, está ubicada en una rotonda con un alto nivel de tráfico sin haber previsto forma alguna de acceso peatonal.  

En el proyecto ciudadano aprobado en el 2013, se vislumbraba la posibilidad de establecer un paso de peatones con regulación semafórica en el mismo punto que ha quedado recogido en el proyecto de rehabilitación  que se va a llevar a cabo.  Así, se propone acceder a la rotonda a través de un paso de peatones situado al final del paseo lateral de la Avda. de la Deportista Míriam Blasco, regulado mediante un semáforo y trazar un camino peatonal que comunique el acceso a la casa con el nuevo paso de peatones que se propone.



jueves, 23 de noviembre de 2017

¡¡Ya tenemos libro!!

Se ha editado por parte de Servicio de Publicaciones de la Universidad de Alicante,  el libro Las torres de L’Horta d’Alacant: Un patrimonio singular, coordinado por Enric Aragonés (Alacant en Bici) y Juan López Sala (Plinthus.es).

La fértil Horta d’Alacant, dotada desde época árabe de un eficaz sistema de riego a través de una compleja red de azudes y acequias, resultó muy atractiva para los corsarios berberiscos, que en repetidas ocasiones acudieron en busca de botín y cautivos que posteriormente venderían como esclavos. 

Para hacer frente a estos ataques se desarrolló un sistema defensivo, único en el Mediterráneo, consistente en una densa red de torres que mantenían contacto visual entre ellas y servían para dar aviso y refugio a la población rural en caso de ataque. Tras la batalla de Lepanto y la desaparición del peligro turco, las torres fueron perdiendo su valor defensivo y se acabaron convirtiendo en un símbolo de linaje, estatus y poder que se mantuvo hasta bien entrado el siglo xx. 

Este libro se divide en tres bloques. En el primero, especialistas de diferentes campos reflexionan sobre el pasado, el presente y el futuro de las torres y su entorno. En el segundo, se ofrecen una serie de rutas, a pie o en bicicleta, por el territorio de L’Horta d’Alacant para conocer in situ tan singular patrimonio. En el tercero, el lector encontrará una serie de fichas con una detallada descripción de cada una de las torres que aún se conservan.

Junto al libro un plano guía que recoge las torres que todavía se conservan en pie, con indicación de la ubicación y características constructivas de cada una, y una serie de rutas para visitarlas y conocerlas.

Ya está a la venta en librerías y directamente en el Servicio de Publicaciones.



martes, 22 de marzo de 2016

Homenaje a Antonio Campos

Hoy el IES Gran Vía de Alicante ha rendido homenaje a Antonio Campos. 


En un sencillo acto se ha recordado la figura de Antonio en todas sus vertientes. 

Antonio Campos desde lo alto de Torre de Reixes

Un emotivo homenaje a un hombre que se definía simplemente como formador.

Os dejo mi intervención en el acto:

Antonio Campos fue colaborador del blog con una serie de artículos sobre las "Torres y Fincas de la Huerta de Alicante".

Con Antonio me unía la pasión por las torres desde el día que en una ruta organizada por Alicante Cultura lo conocí. Desde ese momento compartimos fotos, historias y cualquier dato que caía en nuestras manos.

Pero para entender la labor desarrollada por Antonio hay que indicar la situación de las Torres de la Huerta y del entorno que las rodeaba.

En palabras de Antonio Machado: “Todo lo que se ignora, se desprecia”. La situación de las Torres de la Huerta era esa, ignoradas. Declaradas Bien de Interés Cultural y olvidadas al mismo tiempo. Como se quejaba amargamente Antonio ni siquiera aparecían en lo planos turísticos de la ciudad. Paseabas por la zona y no existía ni una placa informativa con datos de cada torre y, no hablemos ya, de indicaciones para poder localizarlas. Aunque eso era un problema menor en comparación con otro todavía mayor. El peligro de un urbanismo depredador dispuesto a aplastar cualquier vestigio cultural. Lamentablemente consiguió parcialmente su objetivo. Con un Plan Especial de Protección de las Torres de la Huerta que nunca llegó a aprobarse, hubo torres que desaparecieron, otras se arrinconaron y otras se empequeñecieron, es decir, se menospreció nuestro patrimonio y, por consiguiente, se nos menospreció a todos los alicantinos.

Esa era la penosa situación cuando Antonio empezó a realizar charlas y rutas para divulgar el valor de estas construcciones. Acompañó a todo el que se quiso acercar a conocer esta parte de nuestra cultura, siempre de forma altruista. Rutas organizadas por Alicante Cultura del Ayuntamiento, por el Museo Arqueológico, por la Universidad, por Alacant en Bici y por multitud de asociaciones, colegios e institutos.

Colaboró junto con Alacant en Bici y Plinthus en un proyecto para proponer al Ayuntamiento un Itinerario por las Torres de la Huerta y que además permitiese una movilidad comarcal. Se planteaba básicamente un recorrido y una señalética que permitiese conocer este patrimonio y recorrerlo de una manera segura tanto a pie como en bicicleta. Gracias a todos los grupos políticos fue aprobado por el Pleno del Ayuntamiento y se desarrolló en una gran parte. Todavía quedan temas pendientes, que esperamos que se desarrollen en un futuro próximo. Sin olvidar la posibilidad de establecer en la Torre Sarrió un Centro de Interpretación de las Torres de la Huerta y que llevase el nombre de Antonio Campos.

El trabajo de Antonio comienza a dar sus frutos, las Torres de la Huerta poco a poco están tomando el protagonismo que se merecen. Ya existe un itinerario, paneles informativos, señales indicadoras pero todavía queda un largo camino por recorrer aunque la senda ya está iniciada gracias a Antonio.

Para terminar, quiero agradecer al IES Gran Vía y a todas las personas que han hecho posible este homenaje.

Pero el verdadero homenaje a Antonio Campos no está aquí, está dentro de cada uno de nosotros. En lo que podamos hacer para defender nuestro patrimonio. En lo que podamos hacer por divulgar nuestra historia. Cada uno en la medida de sus posibilidades porque como decía Antonio: 

“Tota pedra fa paret”


Un gran número de asistentes

María José Cano, vicedirectora del instituto, abriendo el acto del homenaje

Palabras del director del instituto

Antigua compañera del instituto de Antonio

Antiguos alumnos

La familia de Antonio descubriendo la placa que figurará en la biblioteca

El Alcalde de Alicante dirigiendo unas palabras 

Antiguo compañero de Antonio

Antigua alumna de Antonio

Enric Aragonés de Alacant en Bici

Antonio colaboró con el AMPA de Mutxamel 

Txema Galán del MARQ

Victoria de Alicante Cultura 

Entrega de un ramo de flores

Sergio, hijo de Antonio Campos, dirigiendo unas palabras de agradecimiento

Entrada a la biblioteca del centro que llevará el nombre de Antonio Campos

Placa con su nombre en la entrada de la biblioteca

Placa con su nombre en la entrada de la biblioteca

Cuadro en el interior de la biblioteca

Biblioteca "Antonio Campos"